Entrevisa a Adrián Romero

Es tradición que empecemos las entrevistas con la misma pregunta… ¿Quién es Adrián Romero?

Me identifico como una persona sencilla y risueña con un único propósito en la vida, ser feliz haciendo lo que mas me gusta: Interpretar. Soy aquel chico que como muchos y muchas salió de su pueblo en busca de sueños y de encontrar su lugar en el mundo. Cuando llegué a Valencia y empecé Arte Dramático en la Escuela del Actor, un nuevo Adrián resurgió como un ave fénix y por fin pude encontrarme a mí mismo y descubrí mi pasión y a día de hoy mi profesión: El arte de interpretar. Gracias al teatro, aquel niño inseguro y vergonzoso incapaz de mantener una conversación sin dejar de mirar al suelo y que tenía miedo al rechazo, es ahora una persona segura, feliz y capaz de afrontar todos los retos que la vida le proponga. Lógicamente aún sigo teniendo nervios y miedo cada vez que empiezo un nuevo proyecto o salgo a un escenario, pero creo que no hay artista que no lo tenga, ya que sentimos verdadero respecto a nuestra profesión. Hay una frase que escribí hace tiempo para una obra y que me identifica totalmente “ Las personas somos como un collage, trocitos de alegrías, superaciones, pasiones y de buenos y malos recuerdos” y quiero seguir creciendo como persona y profesional sin olvidar nunca todo lo que ya he aprendido y de donde vengo.

El año pasado resultaste galardonado con el Premio Crisálide de la AAPV y aprovechaste tu discurso para reivindicar que el teatro infantil/musical debe dejar de estar considerado un “género menor” o “más fácil”… ¿Te has enfrentado muchas veces a esta realidad?

Por desgracia he de decir que si. La percepción que mucha gente tiene de el género musical e infantil es de ser algo fácil de hacer i que por el hecho de interpretar un código menos naturalista en algunas ocasiones, no se merece el mismo respeto que una obra contemporánea adulta. Yo tengo la suerte de poder trabajar en varios géneros, no solo el infantil y el musical, y he de decir que  todos me han parecido igual de complicados y he tenido que esforzarme de igual manera. Como bien dije en mi discurso, “todo” requiere un esfuerzo monumental y tiene la misma dificultad, sea el genero o categoría de teatro/arte que sea. A alguien que siempre se ha dedicado a un género de teatro adulto, que nunca a cantado, bailado y actuado a la vez, le va a resultar muy complicado de repente hacer un musical, al igual que a alguien que siempre ha hecho obras de verso le va a parecer complicado hacer un infantil con unos personajes llevados a otro extremo con un código diferente. Nadie nace con la capacidad de poder hacerlo todo, pero sí con la capacidad de aprender i de entender, por eso no hay que menospreciar nada i es importante pensar en si uno mismo/a lo podría hacer o está dispuesto/a a hacerlo. Tenemos que empezar a valorar todos los trabajos por igual y dejar de escuchar los típicos comentarios de “¿Sigues en el infantilito musical ese o ahora estas en algo ya mejor?” o “a ver si te veo en una obra de verdad”.                                        

“El Viaje de Greta”, “Alicia en el musical de las maravillas”, “Aladín, un musical genial”… ¿En qué momento de tu formación decidiste que te gustaba tanto dar la nota?

Crecí viendo musicales a todas horas. Aún no sabía hablar y ya me quedaba embobado mirando y escuchando esas pelis de Disney que mi madre me regalaba y tanta ilusión me hacían. Me fascina ver esas historias contadas a través de las melodías, pero nunca imaginé que podría dedicarme en un futuro a ello. Nunca he considerado que tenga una gran voz, pero he trabajado mucho y sigo trabajando en ello dando clases de canto y entrenando cada día para llegar a nuevos retos vocales y seguir creciendo como cantante y actor. Cada vez que hago un musical hago realidad el sueño de ese niño pequeño y me siento dentro de esas películas que me hacían soñar.

Llevas años encarnando a uno de los Bíters en A Punt junto a otros miembros de la familia ESAC (Rebeca Artal, Robert Roig…) ¿Qué ha supuesto este personaje para ti? ¿Cómo ha sido trabajar con compañeros que también han pasado por la escuela pero con los que no llegaste a coincidir?

RAM para mí ha sido un regalo en muchas sentidos. Gracias a Els Bíters y a mi personaje he crecido muchísimo como actor y he aprendido a trabajar mejor en el ámbito del audiovisual. A raíz de la serie me han podido conocer más como profesional y me han brindado nuevas oportunidades de trabajo. Siempre estaré agradecido a “HV producciones” y a “Albena Producciones” por la gran oportunidad.

¡Trabajar con mis compañeros/as ha sido todo un honor! No somos de las mismas promociones pero sí que nos conocíamos ya que en la Escuela del Actor todos somos una gran familia. Creo que no hubiera sido lo mismo sin ellos/as. Hemos reído sin parar, sufrido y lo más importante nos hemos apoyado en todo momento. Tenemos un vinculo tan especial que solo con una mirada sabíamos que estaba pensando el otro/a y eso se transmitía al otro lado de la pantalla. Els Bíters es una gran serie y creo que gracias al maravilloso elenco que hemos formado ha crecido todavía más el producto y por eso llevamos 3 temporadas maravillosas.

Te tenemos el ojo echado en redes sociales y recientemente has hecho pública tu participación en “Després de tu”, una nueva serie de Albena Produccions en la que compartes pantalla con Cristina Plazas, Sergio Caballero, Verónica Andres… ¿Qué nos puedes contar de este proyecto?

Ha sido todo un lujo poder compartir escenas con estas tres bestias de la interpretación. Interpreto a Noa, un personaje de reparto el cual saldrá en varios capítulos y que para mí ha sido un placer interpretar. He disfrutado cada secuencia y cada momento del rodaje y he intentado aprender durante el proceso de los mejores. No puedo contar nada más por el momento, solo decir que la serie es maravillosa, hecha con mucho amor, trabajo y con un equipo detrás y delante de las cámaras impresionante. No os la podéis perder!

No eres nuevo en esto del audiovisual… Hemos podido verte en “ Veneno”, en “The invocation of Enver Simaku” y varias campañas publicitarias importantes… Con tanto teatro a tus espaldas, ¿qué virtudes y qué defectos le encuentras a ponerte delante de una cámara?

Son dos cosas muy diferentes en la manera de ejecución pero con un mismo fin: Entretener y llegar a las personas. A mi me encanta el audiovisual. Me siento muy cómodo delante de una cámara. Es verdad que el tener que parar cada vez y repetir muchas veces las secuencias a veces hace que sea un proceso muy lento y con más dificultad a la hora de no perder la concentración y el sentimiento que debe tener el personaje. Pero también puedes jugar con los planos, tener la libertad de repetir si te equivocas y que con la ayuda de todo el equipo se puede alcanzar un trabajo perfecto. El teatro es más emocionante ya que solo tienes el momento y el lugar para darlo todo sin segundas oportunidades y aunque parezca mentira todo ese nervio hace que lo vivas con una intensidad preciosa y única en cada función. En definitiva, amo las dos cosas por igual y quiero poder revivir esas virtudes y esos defectos delante de la cámara y en el teatro.

En 2009 acabaste tus estudios en la escuela ¿En qué ha cambiado tu visión de la profesión?

Cuando empiezas la carrera piensas que vas a tener todas las oportunidades en la palma de tu mano. Que terminarás y empezarás a trabajar en grandes obras y en grandes proyectos. Pero esa no es la realidad en absoluto. En la escuela estás rodeado de profesores/as que te dan las herramientas necesarias para saber los pasos básicos de un actor/actriz y mientras aprendes todas esas cosas estás en una burbuja de seguridad. Ahora bien, al salir, esas herramientas no sirven de nada si tú mismo no sales a buscar oportunidades, empiezas a hacer castings y te preparas mentalmente al “no” que en esta profesión esta siempre tan presente. Hay meses que no tienes nada y pasas con 300€  el mes, tienes que luchar por tu derechos todos los días, aguantar mil momentos incomodos, todo eso lo aprendes cuando sales de esa burbuja y te lanzas al mundo real. Cuando sales de la escuela entiendes lo que realmente es esta profesión y que es muy bonita pero muy muy complicada y sacrificada.

¿Dónde podemos volver a verte?

Actualmente estoy 3 meses en la Sala Off de Valencia con “El viaje de Greta” hasta el 23 de enero. También estos meses soy el presentador de la nueva campaña de À Punt “La veu de tots” estoy recorriendo la Comunidad Valencia haciendo este concurso. Temporalmente he tenido que dejar de hacer “Aladín, un musical genial “ y “Alicia en el musical de las maravillas” para poder estar en la Sala Off los próximos meses, pero luego espero volver a Trencadis Produccions. Y estoy en proceso de nuevas cosas que todavía no se pueden hacer públicas. Os iré informando en las redes. (Instagram: romeroadrian87, Facebook: Adrian Romero Peris, Twitter: adrianromerovlc).

¿Qué le pides al futuro?

Poder seguir viviendo de esta profesión, con nuevos proyectos de tv internacionales, nuevas obras teatrales, musicales e infantiles. Y no voy a parar hasta conseguir más series y mi propio programa en À Punt. 



CAST
VAL CAST