Entrevista a Pepa Juan

Hablamos con Pepa Juan, una artista que se atreve con todo. Actriz, docente, autora… Nos concede un ratito de su tiempo para contestar nuestras preguntas y hablarnos de su trabajo.

¿De qué trata “ADA” (2o premio del XVI Certamen Internacional de Teatro Breve “Ciudad de Requena”)?

Ada está ambientada en el mundo universitario. La obra empieza con Ada y su hija Diana, se están arreglando para asistir a la lectura de tesis de Diana. Casualmente es el mismo día que la leyó su madre veinticinco años atrás y las dos versan sobre el mundo clásico. Ada tiene un secreto que la ha condicionado durante toda su vida, también un interrogante. Solo volviendo al pasado podremos desvelar la verdad. Y ese conocimiento será un elemento sanador para el futuro.

¿De dónde surge tu interés por la escritura teatral?

Mi incursión en la escritura en general surge de una manera circunstancial. Por una necesidad creativa y económica. En una temporada especialmente difícil, vi en la agenda de la AAPV un certamen de relato corto. Yo nunca había escrito nada salvo algún texto construido a partir de improvisaciones de alumnos. Nunca me había puesto ante un folio en blanco. Tenía una historia que contar. Y la conté. Me produjo una gran satisfacción. Tuve la suerte de ganar el certamen con ese primer relato, y ya, cuando el trabajo no me lo impide, he seguido escribiendo. Lo vivo como una grata sorpresa, como algo que no esperaba. Una lástima no haberlo probado antes. Me da mucha rabia, hubiese aprendido con los años. Escribir teatro me producía mucho respeto. Empezar a hacerlo también fue en cierta medida casual. Me apunté a un curso de tres días que organizó la SGAE con Antonio Rojano, nos hizo escribir una escena y cuando acabó el taller pensé que tal vez podría probar a continuar. De ahí salió mi primer texto teatral Acompanya’m en la nit, que ganó el Premi Ciutat d’Alzira. Ahora voy alternando. En verano normalmente escribo teatro y durante el resto del año, cuando tengo unos día, me pongo con algún relato.

Desde 2013 muchos de tus textos han sido premiados, destacando sobre todo en el género de relato breve… ¿Cómo te enfrentas a la creación de una pieza tan “limitada” en cuanto a su extensión?

Normalmente me ronda la idea y me pongo. Soy bastante anárquica a la hora de escribir. Cuando empiezo algo no tengo totalmente estructurada la idea. De hecho, alguna vez me ha sucedido que no he sabido qué iba a contar. Y una vez empezada ya la pieza lo he descubierto. Esto tiene peligros, muchos errores, mucho material que después ves que no sirve y tienes que volver a redirigir. Pero también es muy interesante porque yo creo que el subconsciente se pone a trabajar y te sorprendes. Te preguntas: ¿esto de dónde ha salido? Y normalmente es lo que mas me gusta de todo el relato. No sé si es bueno o malo pero yo no sé hacerlo de otra manera. El relato corto es difícil, tienes que contar una historia en muy poco espacio, crear atmósfera, universo, con muy pocas palabras. Pero también es muy gratificante. Uno de los relatos que mas me gustan de Lucia Berlín ocupa media página y es maravilloso. Me encantaría escribir buenos relatos.

También impartes clases en nuestras aulas… ¿Qué papel juega la docencia en tu vida? ¿Cuál es tu punto de vista con respecto a la formación de actores y actrices? 

Juega un papel muy importante. Los actores preferimos hacer teatro, sesiones de audiovisual. Digamos que la docencia es el plan B. A mi me gusta dar clase, el contacto con los alumnos, la creación de algo conjunto, me resulta muy gratificante. Al principio, cuando me lo proponen me da cierta pereza pero después me entrego al trabajo de una manera muy entusiasta, con pasión, a veces me ha parecido que incluso con cierta exageración. También están las dudas. Y sorprendentemente, cada vez tengo mas. Este curso cuando tenía que empezar las clases me asaltaban preguntas del tipo: ¿Qué les voy a decir? ¿Qué les puedo aportar yo a los alumnos? Después y desde la primera sesión aparecen los recursos y el bagaje acumulado con los años y todo empieza a fluir. Este cuatrimestre que he estado con los alumnos de tercero ha sido muy lúdico, tal vez por el texto que hemos trabajado, escenas de la deliciosa obra de Sanzol, La ternura, una maravillosa obra por laque hemos ido transitando. Espero que los alumnos lo hayan vivido con la misma intensidad y alegría que yo.

Actriz, directora, dramaturga… ¿Tienes algún proyecto entre manos que puedas contarnos?

Por ahora tengo ensayos para Històries amb minúscules (texto y dirección de Amparo Vayá) y unas sesiones en Paraiso, una serie para Movistar donde trabajé el pasado verano y que en breve iniciará el rodaje de la segunda temporada. En marzo pasado, por la pandemia se truncó un proyecto de serie que se rodaba en Alcoy para A punt, Desenterrats, que espero que se retome porque tendría trabajo durante tres meses, pero por ahora no se sabe nada. Y estoy escribiendo un texto que me hace mucha ilusión, al que temo y amo por igual. Como decía Rodoreda, escribir bien, cuesta. También me han invitado al Torneig de Dramatúrgia que se celebra en junio y tendré que empezar a pensar en alguna pieza corta.

¿Qué le pides al futuro? 

Mucha calma, mucha fuerza, mucha ilusión, mucha alegría. Y tiempo. Este año han muerto dos personas muy cercanas, dos amigos de adolescencia, con los que compartí biografía en unos años muy importantes. La vida es muy frágil, a menudo lo olvidamos. Tiempo para poder vivir, para acompañar a mi hija, para poder disfrutar de buenos momentos. Profesionalmente, tiempo también para poder hacer cosas que aún no he hecho. Me gustaría en algún momento dedicarme a escribir una novela. Me encantaría poder participar en alguna película interesante. Poder montar este texto que estoy escribiendo y hacer un personaje de la obra. En definitiva, y puestos a pedir, un muchito de prosperidad.



CAST
VAL CAST