Entrevista a Laura Pellicer, protagonista de “Família Normal”

El pasado fin de semana se estrenó en el Teatro Principal de Castellón “Familia Normal” el nuevo espectáculo de L’Horta Teatre. Una obra escrita por Núria Vizcarro y dirigida por la que ha sido profesora de la Escuela del Actor, Pau Pons. 

Una de las tres protagonistas es Laura Pellicer, exalumna de la Escuela del Actor y miembro del equipo de administración del centro. 

Laura Pellicer,  Verònica Andrés y Rosanna Espinós son las encargadas de interpretar esta comedia agridulce en la que tres mujeres se enfrentan a su pasado pero también a su futuro a través de objetos y recuerdos que habitan en la casa familiar, la casa donde se han criado. 

Con nuestra exalumna Laura hemos estado hablando tras el estreno en Castellón de “Família normal”. 

Cuéntanos,  ¿Cómo es tu personaje? 

Laura: Mi personaje es la hija de Adela, una de las hermanas, que vuelve de Londres donde estudia y se encuentra con el planteamiento de la venta de la casa de su yaya. Es una joven impulsiva, valiente y un poco perdida. Tiene una gran conciencia social, pero al mismo tiempo vive en una burbuja de comodidad y privilegios que no la deja ver más allá.

Un montaje creado, dirigido y protagonizado por mujeres…  

Laura: Exacto, lo que más me gusta es el poder y la presencia femenina y ello me ha llevado a disfrutar del trabajo diario con estas grandes mujeres profesionales, tan enormes y a las que admiro mucho, ha sido un gusto y un aprendizaje personal muy grande. Hemos tenido la suerte de encajar todas, de tener una gran afinidad, de reírnos y abrazarnos en los momentos de éxito y de reírnos y abrazarnos también en los momentos de frustración. Además trabajar con ellas y para l’Horta Teatre es muy fácil.

¿Cómo ha sido trabajar con Pau Pons? 

Laura: Pau fue una de mis profesoras durante sus años de formación profesional en la Escuela del Actor. Trabajar con ella ha sido todo un privilegio y un placer muy grande. La conocí en la Escuela del Actor, a quien los tengo que agradecer el gran profesorado que tuvimos, ella era mi profesora de entrenamiento, tener una profe como ella es una grandísima suerte. Recuerdo que cada día nos preguntaba por alguna obra de teatro que habíamos ido a ver ese fin de semana porque, aunque su clase era muy física, nos animaba a que viésemos mucho teatro. 

Cómo decimos las compañeras de Familia Normal, es un “motoret”: incansable en la hora de crear y trabajar. Pero además es una persona bonita con mucha paciencia. Ser dirigida por ella es como correr un maratón: acabas hecha polvo pero muy satisfecha. 

¿Cómo fue el estreno en el Teatro Principal de Castellón? 

Laura: El estreno fue muy acogedor. Los dos días se llenó con un público muy agradecido, a pesar del  extraño el feedback que se recibe con mascarillas. Pero aún así se nota  el ambiente que se crea en el patio de butacas, un ambiente nostálgico y divertido provocado por la obra. 

Trabajar en tiempos de pandemia… ¿Ha condicionado el virus el proceso de creación? 

Laura: Hicimos varias quedadas antes de que todo esto explotara, pero el virus nos pilló en pleno proceso.  Teníamos que quedar para hacer improvisaciones, hablar de los personajes, de la obra, leer escenas… Pero no se pudo acabar ese trabajo, así que Nuria y Pau continuaron trabajando a distancia durante el confinamiento. 

Una vez pudimos salir, quedamos para leer la obra ya acabada. Por suerte, la situación no nos impidió comenzar con los ensayos previstos para el mes de junio. Después de dos meses de cuarentena sin ver a ningún conocido en persona y, sobre todo, arrimarse a tocar a la gente, ensayar y no tener estas costumbres y estas restricciones es complicado. Por suerte, me ayudaron a quitármelas de encima y poder trabar de una manera más libre y “normal”.

*Fotografía: Nerea Coll.



CAST
VAL CAST